Redes sociales… ¿La nueva forma de hacer relaciones públicas?

Antes tenías que contratar un servicio de relaciones públicas para la convocatoria de medios, envío de boletines de prensa, comunicados y seguimiento con medios y reporteros para lograr que se publicara la información noticiosa de una cámara, asociación, empresa, etc., (los famosos, políticos y la farándula siempre se han cocinado aparte, quizá por eso hace sentido su fusión).

Ahora basta con emitir un Tweet, publicar en Facebook o G+, etiquetando a la gente y los medios de forma correcta… y ¡bingo! Nos publican casi en tiempo real… siempre que nuestra información sea relevante, importante e interesante.

Por este motivo hoy es más importante que nunca cuidar nuestra reputación online, nuestra credibilidad y contactos, nuestras relaciones e interacciones. Hoy todos somos responsables de compartir las noticias (verificadas o no, reales o dudosas), pues al compartir o replicar una nota (o lo que creemos que puede ser una nota), le estamos dando nuestro aval, estamos respaldando lo que dicen en ella, le estamos dando credibilidad al medio.

Hay muchos ejemplos a nuestro alrededor todo el tiempo en las redes, en línea, recientemente tuvimos un ejemplo claro de lo cuidadosos que hemos de ser con la información y nuestras cuentas personales y corporativas: una reportera de la BBC inglesa estaba preparando las publicaciones que habría que emitir en el eventual fallecimiento de la Reina Isabel II (situación normal y cotidiana de preparación por la avanzada edad de la monarca, para empezar), cuando por accidente se emitió el tweet… se desató el infierno para la pobre mujer y ahora es investigada por la BBC y por la policía británica. Un error y su vida se está convirtiendo en pública, pero… dos días después siguen emitiéndose notas respecto al error, precisamente. Este es solo un ejemplo, que por cierto estaba usando la cuenta oficial de la BBC, ya que es donde debían quedar preparadas las comunicaciones, las publicaciones listas para ser emitidas en el momento que suceda lo inevitable.

Hay ejemplos más cercanos y cotidianos de esto, todos los días, a nuestro alrededor. Hay personas que comparten notas sin verificar su veracidad y ello facilita la propagación de información falsa, que posiblemente afecte a terceros.

La responsabilidad de la información que compartimos reside en cada uno de nosotros, debemos aprender a ser más cuidadosos con la veracidad de las fuentes que consultamos, hoy es tan simple y económico contar con un dominio en la red que asemeje un portal de noticias, más el uso de “constructores de sitios gratuitos” que cualquiera puede montar su portal de notas falsas en poco tiempo, empezar a compartirlo con 4 notas que se saquen de cualquier medio normal, para dar credibilidad y a partir de ello, tenemos un medio de difusión de notas falsas creado.

Finalmente, en todos los casos, debemos aprender a verificar la información que nos comparten y presentan incluso los medios más serios o tradicionales: no porque lo diga (o parezca que lo diga) Jorge Zarza o Joaquín López Dóriga forzosamente es cierto… ellos también son humanos, también cometen errores de juicio y también se puede hackear sus cuentas (se puede, lo que no quiere decir que les debemos creer siempre que nos digan que eso sucedió).

Como dijera Don Agustín Barrios Gómez: Y usted, ¿qué opina?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s