El principio…

Todo tiene un principio, lo difícil puede ser encontrar el principio exacto de cada cosa.

Hola, me llamo Francisco y soy taxista en el DF (claro, eso lo podemos inferir casi todo del título, pero dénme chance). No tengo mucho tiempo de taxista, cuando empiezo a escribir esto apenas llevo siete meses en el oficio, pero creo que desde hace más tiempo ya lo era y no lo aceptaba, casi como los alcohólicos, ja.

Bueno, todo comenzó cuando tomé la decisión de tomar el volante, algún tiempo atrás me habían dicho que tenñia espíritu de taxista, que parecía taxista y otras interesantes aseveraciones por el estilo, así que una vez decidido, pues… a seguir los pasos.

Después de averiguar los trñamites necesarios y tomar los cursos, exámenes, pruebas de pericia, antidoping, test psicológico y demás, me hice con mi tarjetón de taxista y podía oficialmente conducir un taxi.

Y el 13 de julio fue mi primer día. Estaba nervioso, no lo voy a negar, pero también confiado.

Recibí el taxi como con 5 litros, el mismo día que conocí el vehículo salí a probarlo, a ver si lograba sacar para la gasolina, por lo menos. Me tardé casi 1 hora en subir a mi primer pasajero, dicen que el primer pasajero nunca se olvida (¿o era el primer amor o la primera relación sexual? jaja). Total, que era un hombre de la tercera edad, como quien dice, un abonado del INAPAM, que se subió en Tlalpan, en la esquina de la Calzada de Tlalpan con la calle de Romero, necesitaba que lo llevara a muy poca distancia, a un Sanborns por ahí, pero del otro lado de Tlalpan. En mi euforia de iniciar, le comentè que era mi primer pasajero, pensó que del día y cuando le aclaré que el primero, primero, primero, me deseó toda clase de parabienes y bendiciones y me dió mi primera propina, según entendí, la primera propina equivale a la patada en el teatro.

Sé que esto va a parecer desordenado, pero precisamente por eso necesito irlo escribiendo, para poder ordenarlo, filtrarlo y darle algo de coherencia.

Algo maravilloso es que el asiento de un taxi muchas veces funciona como diván de terapia, sitio de catarsis donde le puedes confesar lo que quieras a un extraño, muchas veces con tiempo límite (la dejada), pero hay gente que en serio aprovecha para vaciar su alma, sus inquietudes ahí arriba.

Como bien dicen, te encuentras de todo, si bien no se llega a conocer al pasajero, yo prefiero denominarlo “encuentros”: me encuentro con mis pasajeros.

Una de las primeras decisiones era respecto al horario a trabajar, eso de no conocer realmente la actividad el principio tiene sus “asegunes”, desde luego. Por muchos motivos que no vienen a cuento, elegí las mañanas para empezar a trabajar, decidiendo arrancar lo más cerca de las 6 AM para iniciar y así fue saliendo la cosa más o menos. Algunos de los personajes que me he encontrado y que merecen mención hasta el momento son:

  • El de las 4 reglas (avisa, cuídate, toma fotos y, si puedes, invita).
  • A y “M”, que trabajan en una casa de citas.
  • El reportero del WSJ en México.
  • Las “viejitas” intransigentes e intolerantes.
  • Las “viejitas” liberales.
  • La que me quería presentar a su amiga (que también venía en el taxi, por cierto).
  • Los rateros que me asaltaron.
  • Los “compañeros” taxistas.
  • Los fresas.
  • Las fresas.
  • La edecán de Telcel desinhibida.
  • Los que me han pedido tarjeta y nunca han llamado, jaja.
  • Los que anotan el teléfono en el celular con la firme intención de llamar la próxima vez que necesiten un servicio.
  • La familia que me invitaba a comer después de un recorrido más o menos largo (mercado de Sonora a Ecatepec y de regreso a Oceanía).
  • Los que me dicen de buenas a primeras: “usted no es taxista, ¿verdad?”.
  • La primera persona que me dijo: “¡Ah! lo que pasa es que usted SÍ es un buen taxista”.
  • Los clientes frecuentes.
  • Los clientes repetidos.

Pretendo irme explicando sobre cada uno, ahorita son simples notas de recordatorio.

Por hoy debo dejarlo aquí, por lo menos empecé, pero hay que ir a buscar la papa. Espero sus comentarios, pero tengan paciencia, voy empezando. Gracias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s